Gominolas para regalar, una dulce sorpresa

Gominolas para regalar
Visto en Thoughtfullysimple.com

Regalar dulce es, casi siempre, sinónimo de acierto. El dulce gusta a mayores y pequeños y permite muchas y muy variadas posibilidades. Una de ellas son las gominolas para regalar, una forma de sorprender ya que podemos regalarlas de muy diferentes maneras, según la ocasión lo requiera. Veamos algunos ejemplos.
Una manera de sorprender con gominolas para regalar es haciéndolo con un ramo de gominolas, bombones o caramelos. Se trata de unos dulces regalos que pueden contener muchas y muy distintas gominolas y tener muchas y muy distintas formas y tamaños, para paladares golosos y divertidos. Igualmente, se pueden encontrar tartas confeccionadas con chucherías, brochetas de gominolas, todo ello para regalar en días especiales como el Día de la Madre, un cumpleaños, un bautizo, un aniversario, o cualquier día de la semana porque queremos dar una sorpresa a alguien.

 

Gominolas para regalar
Ramo de chuches de Golosín.

También puedes regalar gominolas, por ejemplo, a los invitados de una boda o de una comunión. Actualmente se ve mucho en ambos eventos la instalación de una mesa con golosinas para que los invitados puedan ir picando. Estas gominolas para regalar en celebraciones se ven también en presentaciones de productos, en eventos variados, repartidas entre las mesas o en un gran buffet libre de la gominola.

Gominolas para regalar
Visto en Thoughtfullysimple.com

Gominolas para regalar y levantar el ánimo

Si los dulces, por definición, ayudan a levantar el ánimo, estas gominolas para regalar lo hacen de una manera muy especial. Y es que lanzan mensajes positivos, bien prediseñados en tarjetas, o bien con espacio para que seas tú quien redacte el texto.  Por ejemplo, hay Happy Pills para que no te rayes, o nubes rosas contra días tristes, o medicina en forma de chuche para cuando quieres gritar. También sirven para pedir perdón, dar una noticia o, simplemente, para decir a alguien especial algo especial. Vienen en formato de medicamento porque son, sin duda, una gran medicina.

happy-pills

Si regalas dulce en alguna de estas formas, o en otra diferente, con toda seguridad lograrás arrancar una sonrisa a quien se lo entregues, ya que aunque lo cierto es que no es saludable comerlo en grandes cantidades, sí logrará, en pequeñas y mesuradas ingestas, levantar el ánimo de aquel que se lo coma. Dicen que las golosinas son para los niños, pero encantana muchos mayores, y qué bien sienta darte un capricho de vez en cuando… ¿Te animas a comprobarlo?

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Regalar flores, regalar vida

Se trata de uno de los regalos que más me gusta hacer...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.