El protocolo de los regalos

protocolo regalos

Una parte de las relaciones sociales está basada en los regalos. Los hacemos para felicitar un cumpleaños, una fecha especial, para mostrar agradecimiento o para agradar a quien lo recibe. Son muchas las motivaciones que nos llevan a ello…
No es suficiente, sin embargo, con hacerlo “porque sí”. Es importante conocer, en la medida que sea posible, los gustos y la personalidad de quien lo recibirá, y tener en consideración la situación que propicia el hecho de hacer este regalo, el momento más adecuado para hacerlo y la presentación. Todo cuenta.

Un paquete atractivo y cuidado, incluso personalizado, garantiza casi la mitad del éxito del regalo, puesto que está dando a entender que nos hemos preocupado por hacerlo bonito, por hacerlo bien, por presentarlo como el obsequiado merece.

Un regalo bien hecho es un ingrediente muy bueno para cultivar las relaciones sociales, entre amigos, familiares o incluso conocidos o compañeros de trabajo.

La clasificación de los regalos

Según el protocolo de los regalos, estos se clasifican en:

  1. Sentimental. Suele ser el más sencillo, en principio, ya que la vinculación emocional con la persona que lo recibe nos ayuda a conocer mejor sus gustos, sus preferencias y su personalidad.
  2. Para dar las gracias. Este regalo se entrega como símbolo de agradecimiento hacia alguien que ha hecho algo por nosotros de forma desinteresadas. Se deberá enviar al domicilio de la persona si se sabe la dirección; si lo mandas a su lugar de trabajo hazlo de manera que no llame mucho la atención y sea discreto. Adjunta una nota escrita a mano donde se exprese ese agradecimiento.
  3. De cortesía. Este regalo es aquel que se hace por el simple hecho de agradar a alguien. Puede ser, por ejemplo, el que hacen las empresas e instituciones en un determinado evento o celebración.
  4. Estándar. Sería una modalidad del de cortesía pero tiene algunas consideraciones especiales: se trata de las flores cuando alguien ha sido mamá, un libro para el día del libro, una corona con motivo de un funeral, etc.
  5. Publicitario. Se trata de un regalo que se hace para promocionar una marca o servicio, suelen ser útiles para que la acción de marketing perdure en el tiempo.

Cómo actuar cuando regalamos

Vamos a ver diferentes situaciones para explicar de qué manera el protocolo de los regalos nos deberá inspirar a la hora de actuar para acertar con la forma y el fondo del obsequio que estámos dando…

Si te invitan a casa de alguien a cenar no es obligatorio llevar nada, pero si no tienes mucha confianza con la persona puede ser un detalle que siempre quedará bien. Será una forma de dar las gracias por la invitación que el obsequiado agradecerá a su vez, aunque no debe hacerse como forma de ostentación. Un detalle tipo flores o bombones siempre es acertado. Si no conocemos demasiado a los anfitriones el protocolo social señala que habrá que evitar llevar detalles excesivamente personales o una bebida o algo de comida comprado sin pensar. Deberás darlo cuando llegues, al saludar, antes de ir con el resto de los invitados.

Cuando hagas un regalo no digas el precio ni lo insinúes. No debes resaltar en exceso su calidad ni alabarlo constantemente.

Si regalas ropa no obligues a la persona que está recibiendo el obsequio a probársela en el momento. Puede resultarle incómodo hacerlo delante de la gente o puede que no le haya gustado y le estemos poniendo en un aprieto.

Si vas a cenar a casa de unos amigos puedes no está mal preguntar directamente si hace falta que lleves algo para que todos lo puedan disfrutar durante la comida.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Mamá tiene de todo ¿qué puedo regalarle?

Prácticamente todo el mundo tiene actualmente todo. Y las madres, si cabe,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.