Regalos románticos manuales: algunas ideas para sorprender

Regalos romanticos manuales
Los regalos románticos manuales son una forma muy divertida y original de sorprender a la persona a la que quieres. ¡Descubre varias ideas para hacerlo!

¿Tienes que hacer un regalo a alguien especial y no sabes cómo sorprenderle? Hoy te vamos a contar varias ideas de regalos románticos manuales, porque no hay nada más especial que confeccionar algo con tus propias manos para dárselo a esa persona que te importa, porque será algo totalmente personalizado y único y demostrarás un gran interés por hacerle algo artesanal pensado únicamente para ella.

Una primera idea que te propongo es hacer un regalo relacionado con su profesión. Por ejemplo, existen regalos para arquitectos que puedes comprar y que seguro que les encantan a quien lo recibe, pero ¿te animas a hacer tu propia construcción para sorprender al homenajeado? Consigue algún tutorial en la red para fabricar con tus propias manos un edificio emblemático, por ejemplo, y ya verás cómo le dejas con la boca abierta…

Otra idea que me gusta mucho consiste en coger una baraja de cartas de póker y escribir por detrás de cada una de ellas una frase que resuma vuestra historia de amor, aquello que te recuerda a él o a ella, esa letra de canción con la que os identificáis, cosas que te gustan de tu pareja… ¡Lo que se te ocurra!

Si te apetece hacer otro homenaje a vuestra historia de amor imprime varias fotos, vuestros mejores momentos, y haz un álbum o ponlas en una caja de madera, mezclada con notas y frases románticas, bromas vuestras… Hay muchas maneras de presentarlas, echa a volar tu imaginación y sorpréndele con algo que no se espera.

Una galaxia para hacer un regalo romántico personalizado

Ahora te cuento una idea preciosa que puedes incluir a tu lista de regalos románticos manuales. Se trata de fabricar una galaxia en un tarro de cristal. Hay varias maneras de hacerlo, te cuento una de ellas.

Hazte con algodón, un tarro de cristal con tapa, pinturas acrílicas o colorante vegetal y brillantina. Primero pon agua en un vaso y mete las pinturas o colorante dentro; revuelve con una varilla. En el frasco introduce un poco de algodón, en el fondo, y vierte el agua con el colorante. Mete también la brillantina y remueve todo bien para que el brillo y el color lo inunde todo. Sigue metiendo algodón, agua y brillo hasta que llenes todo el tarro. Puedes hacerlo mezclando varios colores o de una sola tonalidad.  Y puedes adornar la tapa con un lazo o incluir una notita con unas bonitas palabras. ¡El resultado es muy bonito y original!

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Regalar desayunos, una sorpresa al amanecer

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día. Dicen...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *